Enter your keyword

post

NIÑOS TDAH, ESOS PEQUEÑOS GRANDES MARGINADOS

A menudo, nos encontramos con padres que se quejan de que su niño es inquieto, que su hijo no para, que su hijo es malísimo,…, y así podríamos encontrar muchísimos calificativos que se nombran de forma cotidiana, es más, muchos de ellos, ya califican a su hijo de hiperactivo, cuando a veces tiene solo meses o un par de años de edad. Y sí, es posible, que lo sea, ¿por qué no? pero cuando son así de pequeños todavía es una gran duda (según dicen los facultativos especialistas en ello). Incluso, a veces, se han fijado, que los padres sonríen y casi que se alegran diciendo esta frase: “uf, parece que el niño nos ha salido hiperactivo”. A todos esos padres que seguramente no se alegrarían de tener un hijo hiperactivo quiero dedicar este artículo.

Señores padres, ah y perdón, y madres, que con lo de la ley de la igualdad, a veces, se me olvida, un niño hiperactivo es mucho más que un niño inquieto, es mucho más que un niño que no para, es un niño que quiere parar y no puede, que quiere hacer cosas y no puede, que se quiere relacionar y no sabe, que los demás marginan y no lo puede evitar, que los demás piensan que son bichos raros y ellos lo sienten y lo padecen, que los demás regañan constantemente y ellos no saben por qué, que todos rechazan y….desgraciadamente no hablo sólo de niños, sino también de adultos, de profesores y demás profesionales y padres que no se enteran, que son realmente los inconscientes de esta situación, los ineptos, los incultos y todos los calificativos que podrían empezar por in-.

Señores profesores, ah! y Sras. profesoras, faltaría más, esos pequeños grandes marginados que parecen que se apartan del mundo real para vivir otra realidad que les hace más feliz, son en la mayoría de los casos coeficientes intelectuales muy superiores a los que ustedes habrán obtenido a lo largo de su vida, pero hay que conocerlos y saber de ellos y no apartarlos y quitarse el problema de encima.
El día que ustedes los entiendan y los sepan llevar habrán llegado, sin lugar a duda, a ser profesionales, hasta entonces serán meros aprendices.
Solo me queda despedirme y mandar con todo mi cariño un gran abrazo a todos aquellos padres, madres, y niños TDAH, que seguro saben de que estoy hablando.

facebook

No Comments

Add your review